HAZ UN DONATIVO
los trabajadores sociales son la clave de los servicios sociales.

Recursos sociales para personas con Alzheimer y familiares


Después de recibir un diagnóstico de Alzheimer, muchos afectados y familiares se preguntan: ¿y ahora qué? Una vez se ha dado respuesta a las dudas médicas, lo más recomendable es dirigirse a un trabajador o trabajadora social para poder conocer de primera mano cuáles son los recursos sociales disponibles para enfrentarse a la enfermedad y a las circunstancias y dificultades que la rodean.

El trabajador social asesora sobre los recursos disponibles y  acompaña durante todo el proceso, adaptando su orientación a las necesidades que vayan surgiendo a medida que progresa la enfermedad.

Es importante que no aplazar la visita, porque puede resultar útil para empezar a planificar trámites como las ayudas a la Ley de Dependencia y a decidir, por ejemplo, cuándo habrá llegado el momento de considerar una tutela, la incapacitación o el cambio de titularidad de las cuentas bancarias.

En este sentido, es conveniente conocer los principales recursos sociales disponibles para mejorar la calidad de vida, tanto de las personas con Alzheimer como de sus familiares.

Recursos sociales

A continuación, detallamos los recursos a los que es posible acceder de manera pública o privada.

Servicio de atención domiciliaria

Puede incluir dos tipos de ayuda. La atención de las necesidades del hogar (limpiar, preparar la comida, lavar la ropa, etcétera) y la del cuidado personal (higiene, vestirse, desvestirse, etcétera). Se pueden complementar con otros servicios tecnológicos de apoyo, como por ejemplo la telealarma, la teleasistencia y otros productos de apoyo (movilidad, transferencias, etcétera).

Durante un tiempo pueden ser muy útiles para mantener el nivel de autonomía de una persona en su domicilio y mejorar su calidad de vida.

Centros de día

Son centros que ofrecen acogida diurna para favorecer la recuperación y el mantenimiento de la autonomía personal y social. También ofrecen apoyo a las familias y pueden incluir servicios de manutención, transporte, seguimiento médico y fisioterapia, entre otros. Para acceder es preciso tener reconocido un grado de dependencia.

Centros residenciales

Ofrecen alojamiento, manutención, acogida, convivencia, apoyo personal y atención especializada permanente. En ocasiones también temporal. Para acceder a las residencias públicas hay que tener reconocidos los grados II o III de dependencia y haberse dado de alta en una lista de espera de, como máximo, tres residencias. Lamentablemente, las listas de espera pueden superar los tres años.

Centros sociosanitarios especiales

Son un recurso social que prestan atención especializada, sanitaria y social de media y larga duración para personas que sufren enfermedades crónicas que causan discapacidad o enfermedades en fase terminal. Su personal está formado por equipos sanitarios y sociales interdisciplinares.

Grupos terapéuticos para cuidadores

Los cuidadores de personas con Alzheimer tienen que aprender a cuidar de la persona enferma, pero también de sí mismos. Muchos cuidadores pueden experimentar problemas físicos y/o psicológicos, como depresión, ansiedad o sensación de sobrecarga. Para evitar estos problemas de salud es importante romper el aislamiento y facilitarles el hecho de compartir vivencias y emociones.

Los grupos terapéuticos para cuidadores que regularmente organiza la Fundación Pasqual Maragall se basan en una metodología que ha sido validada científicamente. Están dirigidos por un psicoterapeuta que, en diferentes sesiones grupales, dota a los cuidadores de herramientas que les permitan comprender la enfermedad, mejorar la atención que se ofrece a la persona con Alzheimer y, sobre todo, mejorar su propio bienestar.

Unidades de descanso para el cuidador

Se trata de un servicio de residencia temporal para personas con Alzheimer, que facilita un período de descanso al cuidador. Este servicio puede resultar útil en vacaciones, pero también a la hora de cubrir situaciones específicas como una enfermedad o intervención quirúrgica del cuidador, maternidad, motivos laborales, traslados, etcétera. Es un servicio que también se contempla como prestación en la Ley de Dependencia.

Asociaciones de familiares

Las asociaciones de familiares de personas con Alzheimer trabajan para ofrecer apoyo y servicios a las familias y afectados. En la página web de la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) se incluye un listado con asociaciones de toda España.

Os recomendamos acudir a la asociación más cercana a vuestro domicilio, ya que la mayoría cuentan con trabajadores sociales que os pueden orientar sobre los recursos disponibles y las actividades que organizan.

Entre los servicios que ofrecen este tipo de asociaciones está el apoyo psicológico y jurídico, grupos de ayuda, conferencias, cursos, vacaciones terapéuticas para personas con demencia, excursiones, grupos de apoyo al cuidador, talleres de memoria y psicoestimulación, musicoterapia, etcétera.

 

Categorías: Consejos para afectados y cuidadores

06.04.2018


Posts relacionados