HAZ UN DONATIVO
la-autotutela-para-enfermos-de-alzheimer

Autotutela y Alzheimer: una herramienta de protección jurídica


El Alzheimer es una enfermedad que, a medida que avanza, va anulando la capacidad de la persona para expresar sus deseos y tomar determinadas decisiones. La legislación vigente recoge distintas fórmulas para proteger a las personas que, en el futuro, pudieran encontrarse en esta circunstancia y garantizar que se cumple su voluntad. Uno de estos mecanismos es la autotutela.

¿Qué es la autotutela?

La autotutela es una fórmula legal que permite a cualquier persona escoger o excluir a la persona que cuidará de ella (un tutor) o que gestionará su patrimonio (un administrador) en situación de incapacidad.

Se trata de un documento que puede revocarse siempre que el otorgante lo desee. Tiene eficacia en vida y su extinción se produce con la muerte de la persona.

¿Por qué es importante solicitarla?

Al designar a un tutor puede evitarse que un juez pueda nombrar a una persona que el enfermo no habría elegido o que no considerara la más adecuada. Esto puede ser especialmente útil en aquellos casos en los que existe algún conflicto entre familiares.

Al mismo tiempo, la autotutela es un mecanismo que sirve para prever una remuneración económica para el cuidador. Puede ser, por ejemplo, un porcentaje de los ingresos de la persona afectada mientras dure la tutela.

Si se considera necesario, además, se puede designar a un tutor, diferenciando su papel del de la persona que se encargará de velar por el patrimonio.

¿Cómo debe solicitarse y cuánto cuesta?

La autotutela tiene que ser solicitada en las etapas inmediatamente posteriores al diagnóstico de la enfermedad, siempre y cuando se tenga capacidad de entendimiento y no se haya abierto ningún proceso de incapacitación.

La autotutela debe solicitarse ante notario y tiene un coste aproximado de 60 euros.

Información avalada por el Colegio de Notarios de Cataluña.

Categorías: Consejos para afectados y cuidadores

16.11.2017


Posts relacionados