HAZ UN DONATIVO
Mitos y verdades sobre si es hereditario el Alzheimer

¿El Alzheimer es hereditario?


La relación entre el Alzheimer y la genética es una cuestión que preocupa mucho a las familias en las que ha habido casos de Alzheimer. Preocupa que pueda ser una enfermedad hereditaria. Podemos afirmar, sin embargo, que el Alzheimer no es hereditario en la inmensa mayoría de los casos. Que un padre o una madre tengan o hayan tenido la enfermedad no significa que sus hijos vayan a desarrollarla.

¿Cuál es la relación entre genética y Alzheimer?

De nuestros padres heredamos dos genes APOE que presenta diferentes variantes, alguna con mayor potencial de riesgo para desarrollar la enfermedad. De hecho, la variante APOE4 ha sido identificada como un factor de riesgo significativo de esta enfermedad. Sin embargo, el hecho de que esté presente no implica, por sí sola, que vayamos a desarrollar la enfermedad.

En el 99% de los casos, la genética no es un factor determinante en la aparición de la enfermedad de Alzheimer. El principal factor de riesgo para que la enfermedad se manifieste es el hecho de hacerse mayor.

Por lo tanto, aunque hay ciertos aspectos genéticos que sí pueden influir en la predisposición de desarrollar Alzheimer, no son determinantes para su aparición

Descarga gratis la guía "Claves sobre la enfermedad de Alzheimer"

¿En qué casos se considera que el Alzheimer es hereditario?

Tan solo en un 1% de los casos de Alzheimer, las causas pueden atribuirse de manera exclusiva a un factor genético o hereditario y se puede determinar que el Alzheimer es hereditario. Éstas tienen que ver con la mutación de tres posibles genes. En esos casos, la enfermedad se manifiesta de una manera más agresiva y suele aparecer antes de los 65 años, o incluso de los 60.

Los descendientes de estas personas, tienen un 50% de probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Factores de riesgo que sí podemos modificar

Existen otros factores de riesgo que también tienen influencia y que, a diferencia de la genética y la edad, sí podemos modificar.

Nos referimos a la salud cardiovascular y al estilo de vida. Hay que tener en cuenta que uno de cada tres casos de Alzheimer es atribuible a factores de riesgo que se pueden cambiarDe ahí que muchos estudios apunten a que aquello que es bueno para el corazón también lo es para el cerebro. Los expertos aconsejan adoptar unos hábitos de vida saludables, controlar el colesterol, la hipertensión y la diabetes.

Para mantener nuestro cerebro sano es recomendable seguir una dieta mediterránea, procurar mantener un peso saludable, evitar los hábitos tóxicos y los excesos, hacer ejercicio físico moderado, cuidar nuestro bienestar emocional, mantener activa la mente y cultivar las relaciones sociales

 

Categorías: Alzheimer

20.01.2018

Nuevo llamado a la acción

Posts relacionados