<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=183660822919076&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Hablemos del Alzheimer
El blog de la Fundación Pasqual Maragall
crea-mobile
juegos de memoria para adultos

Juegos de memoria para adultos: ¿cómo ayudan a activar la memoria?


Mantenerse cognitivamente activo es uno de los aspectos clave para disfrutar de una buena salud cerebral. La actividad mental nos ayuda a aumentar la reserva cognitiva para compensar los efectos del envejecimiento cerebral y de alteraciones propias de enfermedades como el Alzheimer. Existen muchos juegos de memoria para adultos que son un recurso entretenido para “entrenar” nuestras capacidades cognitivas. En este artículo, explicamos por qué y proponemos juegos para ejercitar la mente que podemos incorporar en nuestra rutina.

Descarga gratis la guía "La comunicación con una persona con Alzheimer"

¿Qué es la reserva cognitiva?

Es la capacidad de nuestro cerebro de hacer frente al deterioro relacionado con el paso de los años o a los daños que pueda sufrir por alguna alteración o  enfermedad. La reserva cognitiva puede determinarse, en gran parte, por las experiencias vividas, por la actividad intelectual llevada a cabo y por los conocimientos adquiridos a lo largo de la vida.

Una alta reserva cognitiva favorece que el cerebro sea más resistente a los efectos de algunas enfermedades neurodegenerativas que causan demencia, como el Alzheimer.

Dedicar ratos a juegos para ejercitar la mente, esto es, que puedan estimular la memoria, y realizar  distintas actividades cognitivas que nos supongan un cierto reto, junto con el mantenimiento de unos hábitos de vida saludables, ayudará a proteger la salud de nuestro cerebro.

Juegos de memoria para adultos: algunos ejemplos

Son numerosas las actividades lúdicas que sirven como juegos de memoria para adultos, tradicionales y entretenidos, para disfrutar en compañía o de forma individual, con los que es posible mejorar la agilidad mental y fomentar la capacidad de concentración y la memoria.

Puzles

Los puzles son un ejemplo de estos juegos de memoria para adultos. Sí, aunque no nos lo parezca, mientras hacemos un puzle estimulamos distintos tipos de memoria, como la memoria de trabajo o la memoria visual. Además, hacer puzles favorece la concentración, la capacidad de planificación y la motricidad fina, todo ello  muy beneficioso y saludable para nuestro cerebro.

Se puede escoger un puzle más sencillo o más complicado, en función de la práctica de cada uno. 

Juegos clásicos y juegos de mesa

Hay juegos de mesa clásicos que activan capacidades cognitivas diversas y, además, propician la interacción social. Todos hemos jugado alguna vez a juegos de mesa para divertirnos y pasar un buen rato, pero estos juegos también son herramientas útiles de aprendizaje y de actividad cognitiva recomendables a cualquier edad.

Veamos algunos ejemplos de este tipo de juegos de memoria para adultos:

Ajedrez

Es uno de los juegos para ejercitar la mente que puede aportar múltiples beneficios. Basado en la estrategia y la táctica,  requiere de la activación de funciones ejecutivas, como la atención, la concentración, el pensamiento crítico (al tratar de prever la estrategia del adversario y cómo nuestros movimientos pueden condicionarla), la lógica, la capacidad de ordenar ideas y decidir, la flexibilidad de pensamiento, la planificación y previsión de consecuencias, y la resolución de problemas. 

También activa la percepción visuoespacial al imaginar los movimientos que puede hacer cada pieza sobre el tablero. Al mismo tiempo, el ajedrez estimula la capacidad de aprendizaje, ya que jugar bien exige dedicación y constancia.

Damas

Las damas también son un juego de estrategia que implica a las funciones ejecutivas, como por ejemplo la atención, la concentración, el pensamiento crítico, la lógica, la flexibilidad de pensamiento, la planificación y la previsión de consecuencias.

Parchís

El parchís, universalmente conocido, puede ser uno de estos  juegos de memoria para adultos que podemos recomendar. Una partida de parchís  ejercita habilidades como la motricidad fina y la coordinación visuomotora, la atención visual, el cálculo y la resolución básica de problemas (al tomar decisiones sobre qué fichas mover, por ejemplo).

Dominó

Jugar una partida de dominó estimula la atención y la concentración, la memoria de trabajo y la memoria a corto plazo, el cálculo (para deducir qué fichas están en poder de los contrincantes), la percepción visual, el pensamiento crítico y la flexibilidad de pensamiento (para ir adaptando la propia estrategia a los cambios que se produzcan en el juego).

Juegos de cartas

Lo cierto es que hay muchos juegos  de cartas que pueden funcionar como juegos de memoria para adultos. Algunos son muy fáciles y otros son realmente complicados. Pero, por muy simple que sea el juego, contribuirá a la agilidad mental. La mayoría exigen capacidad de atención, concentración, estrategia y memoria y, algunos, velocidad de procesamiento de la información. Los  juegos de cartas más complejos también contribuyen al desarrollo del pensamiento crítico, como el bridge o el póker.

Pasatiempos

Podemos encontrar pasatiempos muy variados en periódicos o revistas. También existen materiales específicos, a la venta en quioscos o librerías, dedicados a una variedad de pasatiempos, que pueden ayudarnos a ejercitar capacidades como la percepción, la lógica, la memoria o la concentración. Hoy en día, además del papel, podemos encontrar muchas actividades en formato electrónico, como las apps para tablets y smartphones. Veamos algunos ejemplos clásicos que pueden actuar como juegos de memoria para adultos:

Sudokus 

Hacer sudokus permite ejercitar la percepción, la memoria, la lógica, la deducción, la capacidad de planificación y la memoria de trabajo.

Sopas de letras 

Las clásicas sopas de letras son juegos para ejercitar la mente que estimulan el léxico, activan la atención y concentración, así como la visuopercepción.

Crucigramas y autodefinidos 

Resolviendo crucigramas y autodefinidos trabajaremos diversas funciones lingüísticas (fundamentalmente, el léxico y la memoria semántica) y la flexibilidad mental, al asociar definiciones y palabras y al buscar sinónimos que se ajusten a la longitud del espacio disponible.

Laberintos 

Funcionan también como juegos de memoria para adultos, ya que permiten ejercitar funciones ejecutivas, como la habilidad para resolver problemas, la capacidad de planificación y la flexibilidad cognitiva. Estimulan, además, la atención, la concentración y la coordinación visomotora.

Buscar las diferencias 

Los pasatiempos de buscar las diferencias exigen altas dosis de capacidad de observación y atención, así como la habilidad para el análisis sistematizado y ordenado de las situaciones.

En conclusión 

Mantener activa la mente y estimular las capacidades cognitivas nos ayuda a aumentar la reserva cognitiva, que es uno de los factores que contribuye a que nuestro cerebro sea más resistente, tanto al proceso de envejecimiento como a las alteraciones que producen enfermedades como el Alzheimer.

Sin embargo, esto no implica, necesariamente, enzarzarse en actividades intelectivamente muy complejas. Hay muchas actividades cognitivamente estimulantes que, además, pueden resultar muy entretenidas y ejercitar la mente, como juegos de mesa o resolver pasatiempos, que pueden actuar como juegos de memoria para adultos.

En cualquier caso es importante escoger actividades o juegos de memoria para adultos con los que se disfrute y que nos apetezca practicar con regularidad. Además, han de implicar un cierto reto (es decir, no suponer pura rutina mental) para que sean realmente efectivos para favorecer la reserva cognitiva.

Si bien los juegos para ejercitar la mente son un fantástico recurso para activar la memoria, también hay que recordar la importancia de llevar a cabo actividades variadas para así estimular distintas capacidades cognitivas.

Leer un libro, volver a estudiar, hacer manualidades, aprender nuevas habilidades y participar en actividades culturales y sociales, por ejemplo, pueden ayudar a ampliar el vocabulario, mejorar la capacidad de concentración o potenciar las habilidades lógicas y matemáticas. Existen muchos recursos a nuestro alcance para mejorar la capacidad cognitiva y cuidar las funciones cerebrales. Los juegos de memoria para adultos son, como hemos visto, una de las muchas posibilidades a nuestro alcance.

Categorías: Envejecimiento y hábitos saludables

20.02.2024

New call-to-action

Acerca del autor

En la Fundación Pasqual Maragall investigamos la detección y prevención de la enfermedad de Alzheimer, promocionamos un envejecimiento saludable y trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y cuidadoras.

Más información →

Posts relacionados